Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
viernes, 7 de marzo de 2008

A las 13.30 horas del día de hoy, la vida del ex concejal socialista llegaba a su fin a manos de dos asesinos que se erigían como jueces y verdugos. Su esposa y su hija presenciaron el asesinato. Su propia hija y una amiga de esta prestaron los primeros auxilios a tres disparos a bocajarro, uno en el cuello y dos en el pecho, hasta que llegó la ambulancia. Según testigos presenciales, las dos estaban cubiertas de sangre y le hablaban mientras era llevado a la ambulancia, a lo que él respondía con un movimiento de cabeza, "como diciendo que no".

ETA vuelve a dejar una viuda y dos huérfanas por fanatismo. Disparando por la espalda, como los traidores. A cara descubierta, porque saben que el deficiente sistema judicial español sólo les condenará a un máximo de 30 años de cárcel, reducidos a 10 por diferentes atenuantes, y eso si son cogidos. Un precio demasiado bajo a cambio de satisfacer sus ansias de sangre.

ETA vuelve a matar, pero algunos se han empeñado en no darse cuenta que con los terroristas no se negocia. Ahora, con la sangre de Isaías aún tiñiendo de rojo la calle Navas de Tolosa de Mondragón, se echan las manos a la cabeza. Con el terrorismo no se negocia. Esta fue la razón por la que Rosa Díez abandonó el Partido Socialista Obrero Español, y no por falta de lealtad a sus compañeros (como se ha pregonado desde su directiva), sino porque recuerda las más de dos mil víctimas, con sus familias, que ETA se ha cobrado ya. Que la izquierda abertxale se ha cobrado ya. Que el nazismo (nacionalsocialismo o socialistas nacionalistas) se han llevado por delante en toda España. Porque Otegi no es mejor persona que Hitler.

Un terrorista capaz de una salvajada de este calibre sólo entiende de un lenguaje y merece morir de la misma manera que mata. Y esto lo digo con la cabeza totalmente fría, pero con el corazón en un puño, porque cualquiera de nosotros pudo y puede ser Isaías Carrasco.
 
posted by Sam at 5:49 p. m. |


4 Comments:


At vie. mar. 07, 07:27:00 p. m., Blogger Belén

Y el domingo, a votar

Besos

 

At vie. mar. 07, 10:40:00 p. m., Blogger Ispilatze

No, Sam, jamás.
Y lo digo con la cabeza igual de fría... y el corazón por lo menos igual de encojido, si no más por lo de cerca que lo he vivido.
Jamás devolvería asesinato por asesinato. Sudo frustración, y asco, y un dolor inmenso, y desesperanza. Todo eso y lo que no sé expresar sudo ahora.Y no concibo, no consigo concebir el porqué de lo irracional, del sinsentido, de la soberbia de la ignorancia que asiste a estos asesinos, de que su único afán sea la venganza... del rechazo. EL RECHAZO ABSOLUTO que –hay que venir aquí y no "ser" de aquí para vivirlo– se respira en cada hogar, en cada calle, en cada espíritu.
Que no te confundan la política y el poder. Que no nos cieguen.
La repulsa y la repugnancia ante esto son emociones UNIVERSALES. Lo contario, sólo de DESALMADOS. y hay pocos.
Personalmente, jamás devolvería idéntica moneda. Se me ocurren otras, ¡ya lo creo!

 

At sáb. mar. 08, 01:06:00 p. m., Blogger carmncitta

Hombre cuenta se han dado, no confundamos. Esto es algo muy doloroso, y ojalá termine pronto.

 

At mié. mar. 12, 08:03:00 a. m., Blogger Luna Carmesi

Esas ratas se merecen lo peor.
Pero la condena a muerte crea martires.
Conozco el pais vasco... Conozco Mondragon, todo sectarismo politico necesita simbolos y enemigos para su subsistencia... Yo tambien deseo que murieran, que probaran el sabor de su vomitiva cobardia... Pero no podemos darle la satisfacción de ponernos a su nivel. De darles excusas.

Un abrazo.
(Cuando vi a su hija... Me emocioné mucho.)