Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
sábado, 24 de febrero de 2007
El hoy es el resultado del ayer. El mañana es consecuencia del hoy.

Soy como soy por toda mi experiencia previa. Soy lo que soy por todo lo que he vivido. Pero ahora es cuando entras tú a escena, porque tú contribuirás a que en el futuro sea -o deje de ser- de cierta manera. La acción u omisión en el pasado, propia o ajena, me ha llevado a ser así, ni más ni menos, no soy el único culpable de mis defectos, ni tengo todo el mérito de mis virtudes.

Y ahora que lo sabes, de ti depende mi futuro. Sencillo, ¿no
?
 
posted by Sam at 1:20 p. m. | 0 comments
viernes, 16 de febrero de 2007

Que el cine me gusta es un hecho, tal vez me he aficionado porque es un recurso sencillo -caro, pero sencillo-, que se puede encontrar en casi cualquier sitio y que no hace falta nadie para disfrutarlo. Siempre hay un sitio en el centro para una sola persona. Sin embargo, nunca he ido al cine solo.

Suelo ver una media de 15 ó 20 películas al año en salas, para que luego diga los de la
SGAE. Veo el doble por otros medios. Y, de todas esas películas, sólo 3 ó 4 se merecerían que pagase casi 7 euros por verlas. Esto, en cifras, indica que más del 90% de las películas que voy a ver no me aportan casi nada o, lo que es lo mismo, me decepcionan. Sé que es complicado superarse, sorprender con un guión fluido, interesante, que enganche desde el primer minuto, y un desenlace que sorprenda, que no se intuya, como pueda ocurrir con El Sexto Sentido o El Protegido, por citar algunas de las mejores películas de Bruce Willis. Por eso mismo descarto el cine español, quizá prejuzgándolo, pero la temática de la guerra civil o los dramas de asesinos en serie o de personajes sociales marginales no me llaman: voy al cine a disfrutar o, en su defecto, a pensar.

Pensar. Cada vez creo que tenemos el cerebro más atrofiado, no sé si se debe al frenético ritmo de vida o a que es más cómodo ser impulsivo. La verdad, despreciamos lo que nos diferencia del resto de animales. Pero este es otro tema.

Pensar. Películas que te hacen pensar y que actualmente están en cartelera son
En busca de la felicidad, con un soberbio Will Smith que se aleja del siempre-cómico Príncipe de Bel Air o de películas de acción en clave de humor como Men in Black o Independence Day para resurgir convertido en todo un actor, con a mayúscula, puesto que demuestra su polifacetismo encarnando, en esta ocasión, a un padre de familia en los Estados Unidos de 1980. Desde el minuto 1 sufrimos con él cada una de sus desventuras y, si bien la película puede resultar algo lenta, el hecho de que esté basada en un suceso real me motiva, me hace volver a creer en la capacidad de superación de este ser humano que es capaz de lo mejor y de lo peor. Y te hace valorar lo que tienes y que todo lo que te puede haber costado llegar hasta donde estás sólo es comparable con tu experiencia previa y, por lo tanto, es un sufrimiento subjetivo y no extrapolable.

Pensar. No me gustó Titanic, ¡oh, sacrilegio!, tampoco me gustó La Playa, y de hecho Di Caprio me parece tan mal actor como persona, pero debo reconocer que en
Diamante de Sangre el papel le viene que ni pintado y se continua la tendencia iniciada por El Señor de la Guerra de Nicholas Cage, sólo que desde un punto de vista más dramático, si cabe, y por lo tanto más real. Si hace unas líneas hablaba de la capacidad que tiene el ser humano para ser mejor, para superarse, ahora tengo que referirme al homo homini lupus de Hobbes. Me refiero a los conflictos olvidados, a esos conflictos que, cuando menos, financiamos en el segundo cuadrante del mundo para que se maten en los otros tres cuadrantes: da igual que sea marfil, petróleo, diamantes,... o ballenas. Cualquier recurso tiene que ser esquilmado, como si de una plaga de langostas se tratase. No voy a comentar más, pero me ha encantado cómo esta película refleja una realidad que otros prefieren obviar, porque es más cómodo vivir sin mancharse de barro los zapatos.

En fin, dos buenas películas que no debes dejar de ver: al menos, aportan.
 
posted by Sam at 8:19 p. m. | 0 comments
martes, 6 de febrero de 2007
I dumped you again
I don't understand
It's happened before
Can't take it no more


¿Sabes que me desespero? pensando que no llego, creyendo que no puedo, estoy cansado de soñar despierto. Sí, en ese sueño somos felices, todo es perfecto, incluso yo soy perfecto. Vale, es cierto que me he criado con el concepto de héroe como patrón a seguir. No, no, ya te he dicho que ese héroe no es uno con calzón o mallas y capa, es un héroe con placa de policía que llega a casa después de jugarse la vida por dos duros para encontrarse en el buzón todas las facturas, es el bombero que penetra en las llamas para encontrarse en la nevera una manzana y una lata de refresco ,y el periódico atrasado del domingo.

These foolish games
Always end up in confusion
I'll take you back
Just to leave you once again



A veces la vida tiene un perro sentido del humor; fíjate, seguro que estás ahí pensando algo parecido, mirando las mismas estrellas, sintieno el mismo vacío que yo, y sin embargo a veces pienso que jamás nos encontraremos. ¡O tal vez ya hayamos coincidido y no nos hemos dado cuenta! No sé que me resultaría más frustrante. Es más, si al menos supiera quién o qué es mi Santo Grial...

I died in my dreams
What's that supposed to mean?
Got lost in the fire
I died in my dreams
Reaching out for your hand
My fatal desire



Cada vez son más frecuentes sus preguntas... ¿que de quién estoy hablando ahora? de ese crío que me mira con ojos expectantes, esperando que llegue todo lo que le prometí, deseoso de que se termine el desierto y llegue al vergel en el que pueda chapotear con gente como él, soñadora, ergo irreal. Ese niño que encerré muy dentro diciéndole que le compensaría por el tiempo que le robaba para dedicarme a cosas de adultos, ese muchacho que no lo fue porque tuvo que madurar demasiado rápido por cosas de la vida.

I've failed you again
'Cause I let you stay
I used to pretend
That I felt ok



Sólo hay una cosa que temo más que el fracaso, y es la soledad. Lo peor es que el temor te lleva a la parálisis, no te deja pensar, actuar, respirar. Y, mira tú por donde, el efecto que consigues es el contrario del que esperabas. Siempre me animo diciéndome que tengo que lanzarme ladera abajo, que me olvide de lo que puede pasar al final porque así no disfrutaré de lo que está ocurriendo ahora. Sí, soy un teórico, lo reconozco.

Just one big lie
Such a perfect illusion
I made you mine
Just to hurt you once again



Y ese miedo me lleva a temer más aún, me conduce a creer que cuando llegue el momento no estaré preparado, que me quedaré quieto, atontado. O que no sabré expresarme. Quién me lo iba a decir, que no sabría expresarme. Pero necesito esa oportunidad, necesito enfrentarme a ello y demostrarle a ese niño que hizo bien confiando en mí. Se lo debo, soy su héroe.

I died in my dreams
What's that supposed to mean?
Got lost in the fire
I died in my dreams
Reaching out for your hand
My fatal desire
 
posted by Sam at 11:32 p. m. | 0 comments