Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
martes, 12 de febrero de 2008


... es que al final acabas donde empezaste, sólo que mareado.

La creatividad sigue el principio de la noria: estás mucho tiempo sin ver nada más allá de unos metros y, de pronto, estás en lo más alto, el punto de vista cambia, todo cobra sentido y se ve con claridad. Son esos fugaces instantes los que el autor tiene para aprovechar y plasmar esa gran idea, antes de volver a sumergirse en lo mediocre, lo rutinario, lo común.

Muchas veces, como seguramente os ha pasado a todos los que os dedicais a esto de escribir, esa genial idea dura tan poco que los dedos no son capaces de teclear con la sucifiente agilidad todos los conceptos que quisieras desarrollar. De hecho, esta situación me recuerda un poco a los sueños: uno se despierta y, en esos instantes de duermevela en los que poco a poco la consciencia entra en el reino de Morfeo, hay que llevar a cabo un titánico esfuerzo para retener lo que hemos soñado, so pena de olvidarlo para siempre.

Lo peor es que no siempre se consigue, y la noria vuelve a bajar, inexorablemente. Y es justo en ese momento cuando uno empieza a pensar y pensar, sin que nada fluya con suavidad. Que no pasa nada por pensar, por supuesto, pero el problema de darle muchas vueltas a lo mismo, como ocurre en la noria, es que al final uno acaba donde empezó...



... sólo que mareado.

¿O no?

 
posted by Sam at 9:07 p. m. |


13 Comments:


At mar. feb. 12, 11:29:00 p. m., Blogger carmncitta

Es como cuando quieres contar algo y no logras verbalizar todo lo que quieres decir tan rápidamente, no se puede uno adelantar a los acontecimientos jajajaa.

 

At mar. feb. 12, 11:59:00 p. m., OpenID Señor Oscuro

Eso me pasa mucho tb en los estudios, con problemas muy complejos. Y a la hora de escribir me ha pasado un monton de veces. En este ultimo caso, suelo hacerme un "braimstorming" o tormenta de ideas, es decir, escribir en un papel todas las palabras referentes a un mismo tema. Ayuda, te lo aseguro ;)

Saludos!!

 

At mié. feb. 13, 11:08:00 a. m., Blogger Audrey

estoy de acuerdo contigo.yo soy de las q da vueltas y vueltas a las cosas, como una noria q no para nunca y no t puedes bajar...stoy segura q un dia me saldra humo de la kbza o siplemnt explotará.
y con todo lo q pienso no soy capaz de escribir.

 

At mié. feb. 13, 11:51:00 a. m., Blogger acoolgirl

La verdad es que si. Esta bien pensar las cosas, pero hasta cierto punto porque, al final, acabas peor de lo que empezaste...

Un besoteee

 

At mié. feb. 13, 04:22:00 p. m., Blogger Silvia

Bffff ni te imaginas la de vueltas que le doy yo a las cosas, para que luego se me olvide lo que estaba pensando. Últimamente me pasa mucho.
Bss

 

At mié. feb. 13, 06:29:00 p. m., Anonymous Golifre

Eso, y encima con dolor de cabeza por pensar demasiado en lo que querías decir y no te acuerdas.
A veces preferiría no hacer nada y librarme del come come, pero siempre acabo cayendo dentro de la dichosa noria
Besos

 

At mié. feb. 13, 06:30:00 p. m., Blogger Tamaruca

Uhm... Bueno, yo no soy de dar demasiadas vueltas a las cosas, me bloqueo si no veo clara una opción así que opto por anotar todas las posibilidades y pensar en ello en otro momento, con la cabeza más fría. Si algo me parece importante lo apunto (siempre llevo una libreta o agenda a mano y, si no es posible, uso cualquier servilleta de cafetería, pañuelo... lo que pille, vaya). Lo malo es que a veces, algo que en un momento dado me parece una buena idea, pasado un tiempo lo releo y ya ha dejado de interesarme. Pocos apuntes se salvan de "la criba"

Un beso.

 

At mié. feb. 13, 08:14:00 p. m., Blogger Juliiiii

Muy buena imagen la de la noria para la creatividad, muy ilustrativa, y también muy buena la imagen.

 

At mié. feb. 13, 08:15:00 p. m., Blogger Lalaith

Tienes razón. Yo siempre tengo papel y boli al lado de la cama, para apuntar lo que he soñado según me despierto :D Para retener la inspiración aún no se me ha ocurrido nada. Pero todo se andará.

Saludos!

 

At mié. feb. 13, 08:31:00 p. m., Anonymous Giovanna

Estoy de acuerdo contigo!!
Eso de las ideas me pasa mucho y a veces, impresionantemente logro mantener la idea por buen tiempo, pero justo cuando puedo dedicarme a ella ... se va!.

Total que si, terminamos en el mismo punto, pero mereados.

Besos!

 

At jue. feb. 14, 12:12:00 a. m., Blogger Ispilatze

much@s conocemos esa sensación, Sam.
La noria.
La idea fugaz.
La lluvia de ideas fugaces también.

A mí me pasa en la ducha. Las escribo. Juro que las escribo mentalmente con puntos y guiones. Llego al escritorio, me enfrento al teclado... y con las gotas que me sequé se evaporó la sucesión de palabras que tan nítidamente había "escrito".
Algunas, las repesco al vuelo, con cazamariposas, y van llenado en forma de frases inconexas mi particular "nevera" de relatos...

Pero de momento, no doy para más.
Me conformo con saber que la noria ¡¡TAMBIÉN VUELVE A SUBIR!!
(ycasinuncamemareo)
un besazo por tu aportación a mi blog. Voy a seguir leyéndote... ;D

 

At sáb. feb. 16, 01:55:00 a. m., Blogger joaninha

y esos momentos de lucided de justito antes de quedarte dormido (dormida, en mi caso), yo tengo un talento en esos momentoooossss...

uno no puede forzarse, las ideas fluyen solas, si a ellas les da la gana.

 

At vie. feb. 22, 08:36:00 p. m., Blogger Tesa

Estoy contigo. La inspiración llega de repente y cuando menos te lo esperas. Sumergida en lo rutinario y lo común y de pronto asoma una idea. A mi me ha pasado alguna vez mientras estaba conduciendo, por lo que ni siquiera podía tomar una nota orientativa para después. Incluso he tratado de memorizar una frase que me parecía brillante para comienzo de un texto y he comprobado, al rato, que mi memoria necesita más fósforo o una libretita a mano, porque aquello que recordaba no me sonaba igual de bien y me faltaban las palabras que me habían facilitado los Hados.
Un saludo