Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
jueves, 2 de noviembre de 2006
Manco, prometo ser tu brazo,
correré en tu nombre, cojo, hasta morir.
Ciego, deja que sea tus ojos.
Mudo, gritaré lo que no pudiste decir.
Pero no me pidas tú, maldito cobarde,
que sea valiente por ti.
No limpiaré la sangre de tus manos,
no lucharé tus guerras sin fin,
mi compromiso es con aquellos
a los que tú hiciste sufrir.

Hay que tomar partido.

No se puede vivir en la indiferencia, en la neutralidad, en la pasividad, porque todo nos afecta y afectamos a todo, de manera que somos parte del sistema. Acéptalo. Debes elegir entre el bien y el mal, la elección es libre y, por lo tanto, las consecuencias son predecibles. Yo ya he elegido: como todos, soy seducido por el mal en cada momento, por el camino más sencillo, por no complicarme, por mirar para otro lado,... pero he acabado sirviendo al bien, al menos eso intento cada día aportando lo poco que puedo, a pesar de que nuestra naturaleza maleable y cambiante nos haga, en ocasiones, caer.

Este es mi compromiso, como siempre lo ha sido: seré la voz del débil, seré su brazo ejecutor, aunque de valientes esté lleno el cementerio. Será por eso que hay tan pocos valientes.