Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
sábado, 3 de marzo de 2007


Una carta no tiene sentido sin un lector. Bueno, esto no es del todo cierto. En realidad una carta no tiene sentido si no ha sido escrita para alguien, aunque ese alguien jamás llegue a leerla. De hecho, ni siquiera es necesario ser escritor o periodista, yo no lo soy, pero el truco es buscar una musa: incluso cuando escribo aquí, para mí, con frecuencia la inspiración tiene nombre y apellidos o, al menos, cara.

Soy una persona con cierta resistencia a desprenderme del pasado. Es más, para ser del todo sincero soy una persona que no soporta ni el fracaso ni la soledad, y no necesariamente por ese orden. Últimamente pienso bastante en el 'y si...', en pasados que se quedaron en imposibles presentes. No sé si hubiese sido más feliz, posiblemente sí, porque con frecuencia me comporto como un auténtico patán vestido con ropas de príncipe, posiblemente el peor tipo de zoquete que puede existir. Y, lo peor, es que nunca es esa mi intención. ¿Quién puede querer conocer a alguien así?

Sin embargo es muy cómodo culpar a una persona de tu fracaso, aunque sea injusto. He estado tentado a ello, pero aún queda algo de coherente dentro de mí. No, no es una persona la culpable de mi situación actual, debo buscar esta consecuencia en mis decisiones -o indecisiones- pasadas, recorrer la línea del tiempo mentalmente marcha atrás hasta encontrar el momento en que todo se empezó a torcer. Bueno, no todo.

Con frecuencia anhelo una segunda oportunidad con lo que ya sé ahora, pero estoy seguro de que me hubiese equivocado de todas formas. Y lo peor ocurre cuando intento en el presente volver a ese pasado, porque no es ni el momento ni el lugar, ni uno tiene el derecho de irrumpir en la vida de los demás con calzador, sobre todo cuando a esos demás les fallaste.

Aunque no fuese mi intención.
 
posted by Sam at 11:24 a. m. |


1 Comments:


At vie. mar. 30, 07:49:00 p. m., Anonymous Giovanna

Los errores son parte de la vida. A veces uno se encuentra pensando en ese "y si...." que tpu dices, pero yo creo que somos lo que somos hoy gracias a lo que hicimos ayer.

Si estuvo mal, si estuvo bien, si pudo ser de otra forma,etc. Eso en el presente ya no puede ser cambiado, lo importante es aprender lo que se deba aprender con cada error y hoy ser aquello que pudimos mejorar en el pasado.

¿Segundas oportunidades? - siempre las hay, aunque a veces uno no se dé cuenta. Quizás no tendrás dos oportunidades con una persona, pero siempre se tiene la oportunidad de hacer las cosas diferentes.

Saludos y gracias por la bienvenida!