Free cursors for MySpace at www.totallyfreecursors.com!
Tratado de la introversión de un extrovertido
jueves, 23 de noviembre de 2006
Esta es una época en la que todos hacemos propósitos para el año venidero, en función de los propósitos del año anterior que no conseguimos. Viene a ser unas fechas de revisión de frustraciones, nos gusta hurgar en la herida, echar sal en ella mientras observamos sádicamente cómo escuece.

Yo no voy a ser menos, pero no voy a pensar en todo lo que no he logrado hacer en el 2006, de eso ya me acuerdo cada día. Voy a pensar en todo lo que hice en el 2006 y no pienso permitir que siga pasando una vez más, año tras año.

Estoy harto de ser una ONG. Estoy cansado de dar muchísimo más de lo que recibo. Se supone que hay un sistema kármico que devuelve el mal contra el que lo crea y el bien se revierte al que lo genera. Pues vale, yo lo que he visto en veintiséis años es que, a los que les va bien en la vida, es a los cabrones, a los corruptos y a los traidores. No voy a ser uno de ellos, pero tampoco hace falta pasar de monje budista a mercenario de la noche a la mañana. Simplemente seré neutral y yo seré mi propio sistema kármico: el que me genere bien, le devolveré ese bien, mientras que el que incline la balanza al debe más que al haber, le pagaré con la misma moneda. De lo contrario corro el riesgo de no saber discernir de aquí a unos años que está bien y qué está mal.

Y quizá pienses "qué egoísta". Sinceramente, cada vez menos me preocupa lo que piense la gente a la que realmente no le importo. Sí, lo sé, lo sé, todos tenemos grandes discursos y todos tenemos muchos problemas, poco tiempo y pocas ganas. La diferencia entre tú y yo puede ser que yo vivo en una espera constante, y esa espera es la peor parte, porque me permite pensar y me tensa los nervios. Así que como no quiero terminar enfrentado contra el mundo, aquí plasmo uno de mis propósitos para el año que viene: sacar todo el provecho y conocimiento que pueda sacar de cada momento o persona y, en el momento en que no me aporte nada más, a otra cosa.

¿No lo hacen acaso conmigo? pues apliquemos el sistema kármico.
 
posted by Sam at 12:21 p. m. |


0 Comments: